sábado, 9 de marzo de 2013

LA EMOCIÓN

La emoción consiste en un estado interno, al parecer espontáneo e incontrolable, caracterizado por sentimientos y reacciones que suscitan en los comportamientos de los individuos, como gestos, actitudes, ademanes y reacciones inmediatas.

Estamos constantemente envueltos en un mundo de emociones y sentimientos, experiencias agradables o desagradables. Experimentamos todo tipo de reacciones, desde las más simples hasta las más intensas. Lo que para ti, un determinado gesto produce un enorme placer, para otro, puede desencadenar reacciones contrarias.


Los componentes de la emoción.


Para poder identificar la emoción se deben presentar tres componentes:



  • Experiencia subjetiva: Son respuestas externas que pueden revelar o no el sentimiento vivencia o emoción de una persona: Estar alegre, triste, nervioso.
  • Cambios fisiológicos: Donde el sistema nervioso y endocrino juegan un papel fundamental: Serían; sudoración, "piel de gallina", aceleración del ritmo cardíaco, entre otros.
  • La conducta: Es la expresión o la forma en que se manifiesta lo que sentimos o vivimos: llorar, fruncir el ceño, correr, gritar, entre otros.
Todos estos componentes, unidos al conocimiento que se pueda tener sobre el estímulo, nos podrán ofrecer elementos para identificar y distinguir las emociones.

Función de la emoción.

Las emociones se interpretan como mecanismos de supervivencia instintiva; puesto que nuestra vida no sería lo mismo si no tuviéramos emociones.

Entre las funciones mas importantes se encuentran:
  • Activar el cuerpo para la acción, puesto que ayudan a producir respuestas efectivas ante diversas situaciones (de huida o de lucha)
  • Permitir la interacción social, ayudándonos a comunicar y comprender nuestras vivencias y situaciones con los que nos rodean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada